martes, 3 de marzo de 2015

Viaje

Por fin me marcho. Un viaje cansado, con el avión lleno, lo de siempre. Unas vistas preciosas con el atardecer.
Llegar y no saber a donde ir, típico de un aeropuerto. Menos mal que entiendo el idioma y no me perdí. Salí y vi a mis primos con un cartel. Oh my gosh, LOL.
Como me esperaba, pizza para cenar.











Estos dias han sido tranquilos en casa, con max, el perro, y mi tia.
Mañana empieza un poco la rutina, a ver que tal. Espero poder dormir esta noche y que los nervios me dejen en paz :') Fight!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada